Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

El blog de Bancomparador

Qué tener en cuenta antes de contratar una tarjeta de crédito


persona utilizando una tarjeta de credito

20-7-2015

Las tarjetas de crédito forman parte de nuestras vidas. Desde su creación, han ido poco a poco consolidándose como un medio de pago fácil y cómodo que permite financiar nuestras compras permitiendo adquirir un bien o servicio hoy y aplazar su pago a una fecha posterior.

A pesar de sus ventajas, las tarjetas de crédito, utilizadas de un modo incorrecto pueden suponernos enormes problemas financieros. Piénsese por ejemplo en una utilización de un modo compulsivo que nos llevaría a un nivel de endeudamiento inasumible poniendo en peligro nuestra estabilidad económica.

Actualmente, la oferta de tarjetas de crédito es bastante elevada. La competencia entre entidades para lograr que contrates su tarjeta es feroz. Por este motivo es recomendable que antes de contratar una de ellas, analices las características de las distintas ofertas y leas bien la letra pequeña para que no te arrepientas de haber elegido la más adecuada para tus necesidades.

¿Qué es importante conocer antes de contratar una tarjeta de crédito?

-El tipo de interés: Dado que las tarjetas de crédito funcionan mediante el aplazamiento del pago, conocer ahora el tipo de interés que pagaré después adquiere una importancia capital. La TAE varía mucho entre unas tarjetas y otras (actualmente puede oscilar entre el 13% y el 28%). Lógicamente, interesará que en nuestro proceso de decisión consideremos contratar las tarjetas de crédito con los tipos de interés más reducidos (abaratarán nuestra compra a plazo).

-Las comisiones: Como siempre que estemos tratando de contratar un producto financiero, es importante dedicar un tiempo al estudio de las distintas comisiones que aplica la entidad a ese producto. Algunas tarjetas de crédito son gratuitas el primer año pero otras no, algunas cobran comisión por disponer de efectivo desde un cajero, por la realización de traspasos a la cuenta corriente, etc…

-Los límites: Las tarjetas aplican un límite a la cantidad que puede ser financiada a plazo. Por esta razón antes de decidirnos a contratar una de ellas, debemos fijarnos en ese límite y comprobar si cubre con nuestras necesidades.

-Promociones y descuentos: En la guerra declarada por las entidades para hacerse con el cliente, son emitidas tarjetas de crédito con distintas promociones, descuentos y ofertas. Conviene echar un vistazo al pliego de estas condiciones para ver cuál es la oferta que más nos interesa.

Antes de tener en cuenta todas estas consideraciones es fundamental apelar al sentido común. Lo más importante, es reflexionar sobre si realmente necesitamos o no la tarjeta de crédito. En ocasiones, puede darse el caso de no necesitar este medio de pago y contratarlo simplemente por el hecho de que la mayor parte de la gente de nuestro entorno la tiene. Conviene no olvidar, que las compras realizadas con la tarjeta aplazan el pago y se encarecen  con la aplicación de los intereses. Si no estamos seguros de poder hacer frente a los pagos futuros podríamos estar metiéndonos en un oscuro callejón sin salida.

Para finalizar, recordar que existen otras tarjetas como las tarjetas de débito que permiten realizar compras y disponer de efectivo en cajeros sin la posibilidad de realizar pagos aplazados.


Entradas relacionadas con: tarjetas de crédito  
Noticias relacionadas con: tarjetas de crédito  



boton de compartir en facebook publicar en twitter boton de compartir en google plus

COMENTARIOS

           An no hay comentarios, s el primero en comentar.

Comenta:

Nombre:      

E-mail: