Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

El blog de Bancomparador

¿Qué es mejor para afrontar un imprevisto: Tarjeta de crédito o Minicrédito?


alternativas frente a imprevistos: tarjeta de crédito o microcrédito

11-5-2015

Tener un gasto imprevisto es algo que antes o después te va a ocurrir. La lavadora se estropea, el coche decide no arrancar esta mañana o se rompe una tubería del lavabo. Nadie está libre de imprevistos así que lo mejor es estar preparado para hacerles frente.

La mejor manera de protegerte ante los gastos imprevistos es tener un fondo de emergencia. Un fondo de emergencia es una determinada cantidad de dinero que guardas en una cuenta de ahorros o en un depósito y que no tocas, salvo cuando se produce un imprevisto.

La cantidad de dinero recomendable que debe tener un fondo de emergencia debe ser, al menos, entre el 5%-10% de tu salario neto anual. Es decir, si tu salario neto al año son 24.000€, tu fondo de emergencia debe tener una cantidad entre 1.200€ y 2.400€.

Sin embargo, la crisis económica ha hecho que muchas familias no hayan podido crear un fondo de emergencia o que lo hayan gastado hace ya tiempo.

Ante esta situación y cuando se produce un gasto imprevisto no te queda otra que buscar alternativas para hacer frente a ese gasto imprevisto. Son dos las soluciones más habituales:

- Utilizar una tarjeta de crédito.

- Solicitar un minicrédito.

¿Pero cuál es la mejor solución entre ambas?

Ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito para afrontar imprevistos

Utilizar la tarjeta de crédito para pagar imprevistos es la opción más sencilla ya que la mayoría de las personas tienen una tarjeta de crédito.

Sin embargo, esto tiene un peligro importante ya que si usas sin control tu tarjeta de crédito puedes caer en deudas bastante grandes. Recuerda que el tipo de interés de las tarjetas de crédito oscila entre el 11%-25% que no es precisamente poco, a lo que habría que sumarle los gastos de demora en caso de que no puedas hacer frente al pago.

Aunque si solo utilizas la tarjeta de crédito en caso de imprevistos, no es la peor solución que puedes tomar, en comparación con otras medidas alternativas.

Las principales ventajas de utilizar una tarjeta de crédito para pagar un imprevisto:

- Solo pagas intereses por el dinero que uses.

- Si devuelves mes a mes la deuda, no pagas intereses, tan solo el capital utilizado.

- Pago flexible ya que puedes fraccionar los pagos de la manera que más te convenga. Incluso existen tarjetas de crédito con pago flexible y que además no te aplican intereses en este caso.

Aunque no puedes olvidar las desventajas:

- Si no tienes tarjeta de crédito, solicitar una y que te la concedan no es un proceso rápido. Te puede llevar más o menos entre 10 días y un mes. Por lo que si necesitas pagar el imprevisto en un tiempo menor, no te servirá solicitar una tarjeta de crédito.

- Los requisitos y condiciones para que te concedan una tarjeta de crédito son más elevados que para que te concedan un minicrédito. La entidad emisora de la tarjeta de crédito te solicitará mucha más documentación: DNI, nóminas o justificante de ingresos y hasta es posible que te pida que aportes algún tipo de aval.

Ventajas y desventajas de los minicréditos para afrontar imprevistos

En caso de que no tengas tarjeta de crédito y el gasto imprevisto haya que pagarlo antes de que te la puedan conceder o el límite de crédito de la misma no cubra la cantidad tendrás que buscar otras alternativas. La segunda más utilizada es solicitar un minicrédito.

Los minicréditos son un tipo especial de crédito rápido, donde puedes solicitar una cantidad pequeña que oscila entre 50€ y un máximo de 600€. Y tienen plazos de devolución entre 15 y 45 días.

Sin embargo tienes que tener en cuenta que los intereses que se devuelven en los minicréditos son muy altos por lo que debes usarlos con moderación.

Las ventajas de los minicréditos frente a otras soluciones alternativas son:

- Recibes el dinero con gran rapidez. El tiempo medio de espera entre que solicitas el dinero y lo recibes es de 24-48 horas.

- No es necesaria mucha documentación al solicitar el minicrédito. Solo te suelen pedir el DNI y la cuenta donde ingresar el dinero.

- No son necesarios avales.

- Te los pueden conceder incluso aunque estés en un fichero de morosos como RAI o ASNEF.

Y sus principales inconvenientes son:

-Los plazos de amortización son muy cortos por lo que debes asegurarte de que puedes devolver el capital más los intereses sino tendrás que hacer frente a los gastos de demora que no son precisamente bajos.

- El tipo de interés de los minicréditos es muy elevado. Sin duda, los minicréditos son el tipo de productos financiero de financiación con los tipos de interés más elevados.

Una vez que hayas valorado todas las posibilidades solo te queda elegir la que mejor cubra tus necesidades y menos desventajas te aporte. Una vez que pagues el imprevisto el siguiente paso que debes hacer es ponerte a crear un fondo de emergencia que te cubra estos imprevistos y así no vuelvas a tener este problema.

Ya sabes que si tienes alguna duda sobre el tema, utiliza los comentarios para hacérnoslo saber.

 

Antonio Martín Morín.


Entradas relacionadas con: tarjetas   préstamos  
Noticias relacionadas con: tarjetas   préstamos  



boton de compartir en facebook publicar en twitter boton de compartir en google plus

COMENTARIOS

           An no hay comentarios, s el primero en comentar.

Comenta:

Nombre:      

E-mail: