Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

El blog de Bancomparador

Principales características de un depósito a plazo fijo


depósitos a plazo fijo

23-4-2015

El depósito a plazo fijo es uno de los productos financieros más sencillos y habituales que puedes encontrar. Es junto con la cuenta corriente y las tarjetas de débito el producto que más gente suele contratar.

Sin embargo esto no quiere decir que no tengas que tener cuidado a la hora de contratar un depósito ni que no debas conocer cuáles son sus características para que aproveches al máximo tus ahorros.

Por eso quiero ayudarte a que tomes la mejor decisión cuando vayas a contratar un depósito, analizando las características de un depósito a plazo fijo y que sepas en qué puntos debes tener cuidado y fijarte con atención.

Qué es un depósito a plazo fijo

Lo primero es comenzar por lo básico y es explicarte brevemente qué es un depósito a plazo fijo:

Un depósito a plazo fijo es un producto financiero a través del cual depositas tus ahorros durante un tiempo determinado y recibes una rentabilidad a cambio.

Aunque esta es la definición básica de un depósito a plazo fijo voy a profundizar más explicando sus 8 características principales:

- Básicamente, es un producto financiero en el que puedes depositar tus ahorros durante un tiempo establecido de antemano y obtener una rentabilidad a cambio.

 - Cualquier persona puede contratar un depósito a plazo fijo ya que no son necesarios conocimientos financieros altos para entender cómo funciona.

- No necesitas mucho dinero para poder contratar un depósito, por lo que es accesible para todo tipo de bolsillos.

- Los intereses que genera el depósito se cobran con un periodo de tiempo determinado. Es lo que se llama “liquidación de intereses”. Esta liquidación de intereses normalmente suele ser mensual, es decir, cada mes irás recibiendo los intereses o al vencimiento, en este caso recibirás los intereses totales a la finalización del depósito.

- Puedes disponer de tu dinero en todo momento aunque en algunos casos deberás pagar una penalización si lo haces antes de que acabe el plazo de tiempo del depósito. Esta penalización nunca es sobre el capital que has depositado sino sobre los intereses generados. Profundizaré en este punto más adelante, cuando te hable de las características más importantes que debe tener un depósito cuando vayas a contratarlo, ya que es bastante importante.

- Los depósitos a plazo fijo son uno de los productos financieros más seguros que existen ya que el capital que deposites está garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos español que cubre hasta 100.000€ por titular y entidad.

- Un depósito a plazo fijo es ideal para mantener el poder adquisitivo de tus ahorros, es decir, para combatir la inflación. Esto es muy importante porque la inflación hace que tu poder adquisitivo empeore con el paso del tiempo, es decir, puedes comprar menos cosas con la misma cantidad de dinero.

- Los intereses generados por el depósito pagan impuestos sobre la base imponible del ahorro, cuya fiscalidad actual en 2015 es:

- Hasta 6.000€ tributan al 20%.

- Entre 6.000,01€ - 50.000€ tributan al 22%.

- Más de 50.000€ tributan al 24%

Ésta cantidad que debes pagar te la retirará automáticamente el banco antes de darte los intereses.

Características ideales de un buen depósito

Ahora entraré a explicar las características que debe tener un depósito atractivo para que obtengas  la máxima rentabilidad posible para tus ahorros.

Seguridad del banco que comercializa el depósito

En el caso de un depósito a plazo fijo, lo ideal es darle más importancia a la seguridad que a la rentabilidad, por lo que debes inclinarte a contratar un depósito en los bancos más seguros.

Siempre ten en cuenta que los depósitos con rentabilidades muy elevadas respecto a la media del mercado suelen tener algo detrás. Esto no tiene porqué ser algo malo, puede ser una nueva entidad que intenta darse a conocer o una promoción especialmente agresiva de un banco tradicional pero no debes contratar un depósito con tipos elevados si no conoces bien la razón de esos elevados tipos de interés.

Comisiones de los productos asociados al depósito bancario

Los depósitos a plazo fijo no tienen gastos ni comisiones pero sí los productos asociados al mismo. Especialmente la cuenta corriente que se vincula al depósito y que es donde se deposita el dinero que generan tus ahorros.

Debes asegurarte que esta cuenta asociada no tenga comisiones o que estas no sean muy altas ya que puedes perder toda la rentabilidad obtenida o incluso perder dinero si la comisión es más alta que el dinero que obtienes.

La rentabilidad del depósito a plazo fijo

En este punto lo más importante es que la rentabilidad sea igual o superior a la inflación. Esto es así, como te he comentado antes, para mantener tu poder adquisitivo.

Si la inflación fuera superior al tipo de interés del depósito entonces estarías perdiendo poder adquisitivo, ya que tu dinero perdería valor a mayor velocidad de lo que crece, tus ahorros valdrían menos cada mes.

Es importante que conozcas que el tipo de interés en un depósito a plazo fijo se indica mediante la TAE y el TIN.

- La TAE o Tasa Anual Equivalente es una tasa que incluye el TIN (Tipo de Interés Nominal),los gastos y comisiones y el plazo de tiempo del tiempo. Se utiliza para comparar depósitos entre sí.

- El Tipo de Interés Nominal (TIN): Es el tipo de interés real del depósito bancario.

Cancelación anticipada

La gran mayoría de los depósitos bancarios permiten la cancelación anticipada sin problema pero debes tener cuidado porque también muchos penalizan si cancelas el depósito antes de tiempo.

Lo ideal es que el depósito que contrates no tenga esta penalización pero en muchas ocasiones es bastante difícil. Entonces el siguiente paso es contratar un depósito con una duración con la que estés seguro de que no vas a necesitar el dinero antes, así no tendrás que pagar esa penalización. 

Un truco si no tienes claro cuando vas a necesitar el dinero es contratar varios depósitos con plazos de tiempo diferentes y distribuir el dinero entre ellos. Es un método que se suele denominar  “escalonar depósitos”.

Y recuerda que la penalización es sobre los intereses, no sobre el capital que has depositado.

Productos vinculados al depósito bancario

Un depósito a plazo fijo siempre lleva asociado una cuenta corriente pero también puede que el banco te obligue a formalizar otros productos financieros para poder contratar el depósito o para aumentar el tipo de interés que recibirás o mejorar sus condiciones.

Estos son los productos que más habitualmente te pueden obligar a contratar junto con el depósito:

- Domiciliar la nómina o pensión.

- Contratar una tarjeta de crédito.

- Contratar un fondo de inversión o plan de pensiones.

Estudia los beneficios que te aporta el producto financiero que te obligan a contratar y, sobre todo, los gastos que tienen ya que reducirán la rentabilidad del depósito.

De todas formas ten en cuenta que puedes encontrar depósitos a plazo fijo que cumplan todas las características ideales sin necesidad de vincularte con el banco así que esto solo es recomendable si ya tienes esos productos contratados en la entidad.

Ya sabes que si tienes alguna duda o nos quieres preguntar algo el tema puedes utilizar los comentarios. Te responderemos encantados 

 

Antonio Martín Morín 


Entradas relacionadas con: depósitos  
Noticias relacionadas con: depósitos  



boton de compartir en facebook publicar en twitter boton de compartir en google plus

COMENTARIOS

           An no hay comentarios, s el primero en comentar.

Comenta:

Nombre:      

E-mail: