Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

El blog de Bancomparador

Los Fondos de Inversión, los grandes desconocidos


fondos de inversión

28-12-2014

Los fondos de inversión son instrumentos de ahorro-inversión en los que se reúne el dinero de un gran número de Partícipes, con lo que se crea un gran patrimonio común, para ser invertido y obtener una rentabilidad.

Según el tipo de fondo, este patrimonio puede ser invertido en distintos instrumentos financieros: bonos, acciones, activos inmobiliarios… Con lo cual, el riesgo, o volatilidad, dependerá de la política del fondo.

Están administrados por Sociedades Gestoras, que son las encargadas de tomar las decisiones de inversión, y están obligadas a elaborar folletos en los que se recogen todas las características de cada uno de los fondos que gestionan.

Su custodia la ejerce la Entidad Depositaria (Diferente de la Gestora), que además ejerce ciertas funciones de control sobre la Sociedad Gestora.

Sus características las podemos clasificar en diez:

1.- Fuera de balance: Las participaciones que una persona tiene de un fondo de inversión son siempre propiedad suya, y no de la entidad que las comercializa. Por esto, aunque nuestro banco esté en riesgo de quiebra, como partícipes de un fondo no debemos estar preocupados ya que esto no nos afectaría, están fuera de su balance. Veamos un ejemplo: Soy cliente de la entidad financiera X y he comprado a través de ella acciones de Apple. La entidad quiebra, ¿les pasa algo a mis acciones de Apple?, evidentemente no, ya que únicamente obedecen a la trayectoria de Apple y no a la de la entidad que las haya comercializado. El funcionamiento de un fondo es exactamente el mismo.

2.- Diversificación: Todos conocemos el refrán “No poner todos los huevos en la misma cesta”, pues bien, esta es una de las principales características de un fondo, ya que están obligados a diversificar las inversiones. Si poseemos un fondo que invierte en acciones de las 100 empresas más grandes del mundo, sería impensable creer que todas puedan quebrar.

3.- Gestión profesional: Las decisiones de inversión las toman un equipo de profesionales, que dedican todo su tiempo a analizar los mercados y a investigar los activos en los que invierte, para así conseguir la mayor seguridad y las mayores rentabilidades.

4.- Regulados: La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) es el organismo encargado de controlar los fondos de inversión.

5.- Liquidez: Una vez se da la orden de venta, podremos disponer de nuestro dinero en un plazo máximo de 72 horas, por Ley.

6.- Transparencia: Toda la información sobre los fondos de inversión es pública, y la podremos consultar en cualquier momento: quién lo gestiona, dónde invierte, la estrategia que sigue, rentabilidades…

7.- Fácil acceso a cualquier mercado: Al invertir de forma colectiva y estar gestionados por profesionales, permiten acceder a mercados a los que de forma individual sería muy difícil y costoso acceder.

8.- Fiscalidad: Mientras no recuperemos nuestra inversión, no estamos obligados a tributar, esto permite elegir el momento más favorable en el que se quiere reembolsar. Además, los traspasos entre fondos tampoco tributan, lo que nos permite elegir en cada momento nuestra inversión sin pasar por caja.

9.- Uno para cada objetivo: Existen multitudes de fondos, con diferentes estrategias de inversión, por lo que podremos elegir desde estrategias muy conservadoras, hasta estrategias muy agresivas con mayor potencial de rentabilidad.

10.- Seguridad: Es uno de los productos financieros más seguros que podemos encontrar, y su seguridad la marcan todas las características anteriormente mencionadas.

A pesar de sus ventajas, ya hemos comentado que existen multitud de tipos de fondos, es importante saber utilizarlos y saber en qué fondo invertir nuestro dinero en cada momento, ya que según las circunstancias pueden tener rentabilidades negativas. Debemos usar cada uno dependiendo de nuestros objetivos individuales. Para esto es imprescindible conocer nuestro horizonte temporal, aversión al riesgo, situación financiera y personal,… Por eso, siempre es recomendable buscar las recomendaciones de algún experto que nos ayude, ya que no siempre disponemos de los conocimientos necesarios.

Para acabar, me gustaría recordar que los productos financieros son como los medicamentos, no existe uno que sea el mejor para todo, cada uno debe ser utilizado correctamente. Un medicamento puede ser muy bueno para el dolor de cabeza, pero si lo que nos duele es el estómago no nos causará beneficio alguno; esto mismo ocurre con los productos financieros, no tiene el mismo uso una cuenta corriente, que un depósito, que un fondo de inversión… , lo importante es que estén utilizados de la forma adecuada.

ODÍN ALONSO CONDE


Entradas relacionadas con: banca  finanzas  fondos de inversión  
Noticias relacionadas con: banca  finanzas  fondos de inversión  



boton de compartir en facebook publicar en twitter boton de compartir en google plus

COMENTARIOS

           An no hay comentarios, s el primero en comentar.

Comenta:

Nombre:      

E-mail: