Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

El blog de Bancomparador

Lo que debemos saber sobre el TIN y la TAE


TIN Y TAE. Tipo de interés nominal y Tasa anual equivalente

26-1-2015

El TIN y la TAE son conceptos financieros que no todos conocemos. El Tipo de Interés Nominal (TIN) y la Tasa Anual Equivalente (TAE) son de gran importancia a la hora de realizar una inversión o de solicitar un préstamo. En algunas ocasiones el valor de ambos coincide, pero en otras ocasiones no. Por ello, daremosla información y las claves para "conocer la letra pequeña".


El Tipo de Interés Nominal o TIN


Es el valor generado de un producto financiero, un tanto por ciento sobe un capital inicial a percibir en un período de tiempo pactado. De modo que si el capital inicial es de 1.000 unidades monetarias y el interés nominal anual se sitúa en un 10%, el valor generado en el periodo estipulado corresponde a 100 unidades monetarias.


La Tasa Anual Equivalente o TAE


Expresado en porcentaje, es el coste o el rendimiento efectivo de un producto financiero. En ella están incluidos los intereses, las comisiones y los gastos de la adquisición del producto. Tiene en cuenta los plazos de la operación. El valor se genera por la liquidación fraccionada del tipo de interés.

Siguiendo con el ejemplo anterior, con un capital inicial de 1.000 unidades monetarias y un interés nominal anual del 10%, al fraccionar el interés semestralmente obtendremos:

  • 6º mes: 1.000 * 0,05 = 50 → 1.050 u.m.
  • 12º mes: 1.050 * 0,05= 52,5 → 1.102,5 u.m.

  • El TAE de esta operación resultaría 10,25%


    Es normal considerar que, cuando buscamos invertir, nos fijemos en el interés más elevado. Si, por el contrario, queremos un préstamo, miraremos el interés más bajo. Pero debemos saber que lo que pensamos no siempre se corresponde con la letra pequeña.

    En la comparación de productos financieros, la TAE es de gran ayuda para determinar la rentabilidad o el coste real de la operación. Aunque la TAE incluye gastos, comisiones y tiene en cuenta los plazos, no incluye otros gastos que aumentarían la tasa como, por ejemplo, gastos de tasación o impuestos.

    Siempre hay que recordar, que aunque la TAE es una buena guía, hay que conocer todas las condiciones del producto que queremos contratar.

    Si tiene dudas sobre préstamos o depósitos, en Bancomparador te ayudamos a resolverlas. Nuestra comparativa tiene en cuenta todos los costes reales en los préstamos y calculamos la rentabilidad total en los depósitos.

    Sara Aguado Loubet.


    Entradas relacionadas con: hipotecas   depósitos  
    Noticias relacionadas con: hipotecas   depósitos  



    boton de compartir en facebook publicar en twitter boton de compartir en google plus

    COMENTARIOS

               An no hay comentarios, s el primero en comentar.

    Comenta:

    Nombre:      

    E-mail: