Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

El blog de Bancomparador

Depósitos a Plazo Fijo


Depósitos a Plazo Fijo

23-7-2014

Las imposiciones o depósitos a plazo fijo, son contratos bancarios de pasivo mediante los cuales, un cliente entrega a una entidad financiera una cantidad de dinero durante un tiempo acordado.

Cuando vence el plazo, se produce la devolución del importe por parte de la entidad financiera al cliente, junto con los correspondientes intereses (los intereses, también pueden abonarse de forma periódica durante la vida del depósito, si así está acordado).

La liquidación de los intereses generados por el depósitos a plazo fijo, se produce en la libreta o cuenta corriente que el cliente debe poseer en la entidad financiera.

La principal diferencia entre los depósitos a plazo fijo y los depósitos a la vista es la fecha de vencimiento. Mientras en los depósitos a la vista, el dinero está disponible para el cliente en todo momento, en las imposiciones a plazo, el depositante, solo puede solicitar a la entidad bancaria la restitución de sus cantidades depositadas a su vencimiento.

Si el cliente, necesita disponer de la cantidad ingresada en el plazo fijo, con anterioridad a su vencimiento, tendrá que pagar una penalización por cancelación anticipada.

Respecto a la renovación, existen depósitos que la permiten y otros que no. Es conveniente estar informado y decidir sobre la conveniencia o no de renovar en función de las condiciones y de la situación personal.

Por ejemplo, en algunos depósitos, la renovación, se produce de forma automática al llegar su vencimiento. En este caso, si el cliente, no está interesado en renovar la imposición, es necesario que se lo comunique a la entidad bancaria antes de su vencimiento.

Las principales ventajas de contratar un depósito a plazo fijo son: seguridad y rentabilidad fija. Siempre se han considerado un buen activo refugio cuando la incertidumbre planea sobre los mercados. Este tipo de depósitos, asegura el cobro de una cantidad fija de intereses junto a la seguridad de conservar el capital invertido.

Frente a estas ventajas, las imposiciones a plazo fijo carecen de liquidez sin penalización y su rentabilidad fija, es menor a la de otros activos.

Respecto a su fiscalidad, sus rendimientos tienen la consideración de rendimientos del capital mobiliario y tributan del siguiente modo:

  • Hasta 6.000 € tributan al 21%.
  • Entre 6001 € - 24.000 € tributan al 25%
  • A partir de 24.001 € tributan al 27%

Entradas relacionadas con: Depósitos a Plazo Fijo   Depósitos   Plazo Fijo   Finanzas  
Noticias relacionadas con: Depósitos a Plazo Fijo   Depósitos   Plazo Fijo   Finanzas  



boton de compartir en facebook publicar en twitter boton de compartir en google plus

COMENTARIOS

           An no hay comentarios, s el primero en comentar.

Comenta:

Nombre:      

E-mail: