Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

El blog de Bancomparador

Claúsula suelo


Claúsula suelo

25-7-2014

La claúsula suelo consiste en fijar un límite a las bajadas de tipos de interés en las hipotecas a tipo variable.

Muchos bancos, han venido incluyéndola en la firma de sus hipotecas, estableciendo de este modo un mínimo al tipo de interés que sus clientes les abonarán aunque el euribor, de referencia para la gran parte de las hipotecas contratadas en nuestro país, se sitúe por debajo.

Con ella, las entidades financieras se cubren de eventuales descensos de las cantidades a percibir por intereses en las revisiones de las hipotecas que conceden a sus clientes.

Por ejemplo: Si, el euribor desciende al 0,50%, y la media de la cláusula suelo se encuentra en el 3,11%, las hipotecas que en el momento de su formalización, incluyeron tal claúsula en sus condiciones, seguirán pagando ese tipo de interés sin beneficiarse de las bajadas producidas en el Euribor.

Esta práctica, puede al menos ser tildada de poco ética. Piénsese, que las entidades, que en la práctica, disponen de mecanismos que les permiten, tener más información que el cliente, para predecir la evolución futura del euribor, se blindan, con la “clausula suelo” trasladando todo el riesgo de esa hipotética fluctuación al solicitante de la hipoteca.

En un escenario sin la claúsula suelo, cuando el euribor sube la entidad financiera se beneficia de esa subida captando mayores intereses por el crédito concedido. En ese mismo escenario, cuando el euribor baja, es el cliente el que resulta beneficiado por el descenso de las cuotas que debe pagar a la entidad prestamista.

Sin embargo, desde el momento que la entidad cambia las reglas del juego e introduce la “claúsula suelo”, cuando el euribor desciende por debajo de un determinado nivel el cliente deja de beneficiarse de esos descensos y en cambio, tiene que asumir todos los incrementos en las cuotas hipotecarias en caso de que el euribor suba.

Como se comentaba al principio, la cláusula suelo es aplicable a los préstamos hipotecarios a tipo variable que constituyen aproximadamente el 95% de las hipotecas firmadas en España. Según información del Banco de España, un 35% de esos préstamos hipotecarios incluyen la claúsula suelo.


Entradas relacionadas con: Claúsula suelo   Hipotecas   Euribor  
Noticias relacionadas con: Claúsula suelo   Hipotecas   Euribor  



boton de compartir en facebook publicar en twitter boton de compartir en google plus

COMENTARIOS

           An no hay comentarios, s el primero en comentar.

Comenta:

Nombre:      

E-mail: