Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

El blog de Bancomparador

Jordi Marí: "Las entidades de banca ética priorizan los objetivos sociales por encima de los económicos"


La banca ética. Una alternativa de financiación

4-5-2015

Se conoce muy poco sobre la Banca ética, pero en los últimos años ha irrumpido en el panorama español esta otra forma de entender el sector bancario. Para hablarnos sobre Banca ética y hacernos entender mejor en qué consiste y cuál es su desarrollo y penetración en nuestro país, Bancomparador ha contactado con Jordi Marí de la Torre, presidente de FETS (Financiación ética y solidaria), una asociación que agrupa a entidades que quieren promover la financiación ética y solidaria en Cataluña. 

- ¿Qué entendemos por Banca ética?

A menudo hay quien dice que juntar banca y ética genera un oxímoron. En FETS estamos convencidos que no todas las entidades financieras actúan con la misma ética y por eso trabajamos para darlo a conocer.

Un rasgo en común de todas las entidades de banca ética es la priorización de los objetivos sociales por encima de los económicos. Queremos ser viables económicamente y crecer, claro está, pero queremos hacerlo para lograr un mayor impacto social positivo, no para repartir mayores dividendos.

La transparencia también es un rasgo definidor del sector y que contrasta fuertemente con la opacidad del mundo financiero. La banca ética quiere que sepas a quién les prestan tus ahorros porqué esa es la clave de su propuesta.

La propiedad colectiva y la gestión democrática también son valores compartidos por una parte significativa del sector, por eso muchas entidades toman forma cooperativa.

Y por último, claro está, son entidades que filtran su actividad crediticia a partir de unos criterios éticos que puede ser negativos (excluyendo actividades como la industria armamentista por poner un ejemplo típico) o positivos (dirigiendo su crédito hacia la economía social, por poner otro ejemplo).

Al final, la concreción de estos criterios éticos y la forma de llevar a cabo estos principios, es lo que acaba diferenciando cada una de las propuestas de finanzas éticas que encontramos a nuestro alrededor.

 

"Un rasgo en común de todas las entidades de banca ética es la priorización de los objetivos sociales por encima de los económicos."

 
- Las entidades que operan bajo estas premisas, ¿en qué basan su sostén? Es decir, ¿Cómo hacen posible el funcionamiento de su actividad? ¿Son viables económicamente? 

A diferencia de otras entidades financieras, la banca ética no se dedica a especular en mercados financieros ni a diseñar o comercializar productos complejos, por poner dos ejemplos que pueden generar buenos márgenes. Pero también se puede ser viable sin hacerlo.

En realidad, como debería ser en la mayoría de entidades financieras, la base de la viabilidad de las entidades de finanzas éticas es el margen de intermediación. Es decir, la diferencia entre lo que se ingresa por los intereses del crédito y lo que se paga por el ahorro. Con este margen tratamos de cubrir los gastos de estructura y generar resultados razonables que nos permitan crecer sin olvidar que el objetivo principal es lograr que los ahorros lleguen a la economía real en las mejores condiciones posibles.

 

-¿Usted cree que es posible, en una economía de mercado, donde la competencia es tan voraz, la proliferación de más iniciativas como la suya, o habría que cambiar el sistema radicalmente? 

Yo estoy bastante convencido de la necesidad de un cambio de sistema bastante radical aunque no tengo nada claro que el problema sea la economía de mercado. El sistema actual genera una codicia sin fin, con muy pocos escrúpulos y, en consecuencia, desigualdades, injusticias, pobreza, insostenibilidad… pero creo que esto se debe más al capitalismo desenfrenado que tenemos hoy y a los abusos constantes de las posiciones de poder, que a un sistema de mercado.

Sin embargo, sea o no sea la nuestra una forma de lograr un cambio significativo del sistema, si podemos ir cambiando algunas parcelas seguro que esto hace más bien que mal. Una parte muy significativa de la economía social ya se desarrolla gracias a las finanzas éticas y esto acaba siendo positivo para todos. La simple redirección de flujos de una economía de casino a una economía real que los necesita, ya me parece un cambio positivo.

"El sistema actual genera una codicia sin fin, con muy pocos escrúpulos y, en consecuencia, desigualdades, injusticias, pobreza, insostenibilidad…"


-FETS nace en 1999, en un momento donde aún la imagen de la banca no era tan negativa como lo es ahora, por los numerosos casos de comportamientos nada éticos. ¿Es ahora cuando el mensaje que tratan de difundir a la sociedad cobra un mayor sentido? ¿Frente a esas actuaciones, La Banca ética sería la solución? 

Bueno, las entidades que promovieron la creación de FETS estaban convencidas, ya en 1999, del papel nefasto de algunas entidades financieras, por ejemplo, detrás de muchas empresas multinacionales acusadas de vulnerar derechos humanos en distintos rincones del mundo o de muchas empresas con negocios poco éticos, como la guerra.

Momentos como las manifestaciones frente a la guerra de Irak fueron momentos de crecimiento de las finanzas éticas por el hartazgo de mucha gente ante el papel que jugaron algunas entidades financieras.

Pero más allá de un consumo responsable de servicios financieros, el papel protagonista de algunas entidades financieras en la crisis de los últimos años y la connivencia con el poder político, no ha hecho más que incentivar a la gente a buscar alternativas. Alternativas para conseguir crédito y alternativas para refugiar nuestros ahorros de esa vorágine.

"El papel protagonista de algunas entidades financieras en la crisis de los últimos años y la connivencia con el poder político, no ha hecho más que incentivar a la gente a buscar alternativas."

-Actualmente en el panorama español hay pocas entidades que ofrezcan este tipo de servicios de financiación no basados en el beneficio. ¿A qué nivel estamos en comparación con otros países? ¿Qué países son ejemplo de una Banca ética desarrollada y ya fuertemente implantada en el tejido social? 

Bueno, más que un modelo no basado en el beneficio, yo hablaría de un modelo basado en otros tipos de beneficio y en repartirlos o utilizarlos de forma diferente. Dicho esto, está claro que la tradición de bancos éticos y cooperativos en Italia, Francia u Holanda es la que nos has inspirado durante muchos años, pero también lo es que nosotros estamos creciendo muy rápido y nuestro pequeño pero innovador sistema de finanzas éticas empieza a ser ejemplo para terceros, también. Iniciativas como el Coop 57 o el sello de seguros éticos EthSI nacen en Barcelona y despiertan el interés de otros países.

Las finanzas éticas son poco conocidas en nuestra tierra, pero basta con dar una vuelta por las webs de entidades como Inaise, Febea o la Global Alliance for Banking on Values para darse cuenta de la dimensión del fenómeno. 

- ¿Acuden muchos clientes a la financiación a través de entidades éticas? ¿Qué tipo de personas, organizaciones, o empresas acuden a estas entidades para obtener financiación? 

Bueno, los clientes de financiación han crecido y crecen en todas la entidades de banca ética, incluso en momentos en que el grifo de la financiación parecía cerrado en la mayoría de entidades financieras. Pueden ser muchos, pero nunca son suficientes si tenemos en cuenta que son la clave del éxito de nuestro modelo.

Los clientes de la banca ética son clientes que comparten con nosotros un objetivo social en mayor o menor medida. Algunos se acercan a buscar crédito porque hacen una apuesta por trabajar con entidades que forman parte de su misma esfera económica y otras lo hacen porque encuentran mejores condiciones de financiación o, incluso, porque somos su única fuente de financiación.


- Por último, ¿sería posible sustituir plenamente, un sistema bancario basado en la rentabilidad y en la expansión, por uno cuyo único objetivo sea el beneficio y el progreso social? 

Bueno, si pensara que no es posible, no seguiría trabajando en ello. No lo tenemos nada fácil, claro está, porque el mundo financiero sería algo parecido al corazón de la bestia, pero si no queremos acabar consumidos, nos tenemos que mover.

Es verdad que hay que cambiar muchas cosas en la mentalidad de la gente, para que cuando nos acerquemos a una entidad financiera le exijamos mucho más de lo que hoy en día hacemos, pero estamos convencidos que necesitamos sociedades más cooperativas y justas y por eso trabajamos en esa dirección.

En FETS, por ejemplo, cada día dedicamos más esfuerzos a la formación y a la escuela, convencidos de la importancia de generar nuevos valores entre los más jóvenes y cansados de ver al lobo enseñando a las gallinas.

- Muchas gracias por su atención y por darnos a conocer un poco más qué es y cómo funciona la Banca ética. 

 

Redacción Bancomparador - Entrevista a Jordi Marí de la Torre (Presidente de FETS)


Entradas relacionadas con: Banca   Banca ética  
Noticias relacionadas con: Banca   Banca ética  



boton de compartir en facebook publicar en twitter boton de compartir en google plus

COMENTARIOS

           An no hay comentarios, s el primero en comentar.

Comenta:

Nombre:      

E-mail: